Síguenos en

123 Onda

¡5 trucos para delinearte sin problemas!

Belleza

¡5 trucos para delinearte sin problemas!

Delinearte los ojos puede ser una tarea muy difícil sobre todo si te falta práctica. Sin embargo, es un recurso de maquillaje que luce increíble, así que y ¿cómo no intentarlo? Por eso te comparto cinco trucos para delinearte sin problemas. ¡Toma nota y delinea!

DIBUJA EL TRAZO EN TU RIZADOR DE PESTAÑAS

Toma un delineador en lápiz y comienza a trazar una línea en la parte inferior de tu rizador de pestañas. Procura que la línea quede totalmente recta. Después riza tus pestañas como normalmente lo harías y ¡listo! Delinearte nunca fue tan fácil con este pequeño truco.

UTILIZA LOS BORDES DE UNA CUCHARA

Uno de los trucos más fáciles para delinearte fácilmente. Te recomiendo utilizar un delineador en gel o líquido pues con la ayuda de la cuchara será fácil trazar una raya precisa. Coloca el mango de la cuchara en la esquina de tu ojo para trazar la línea del ángulo. Una vez trazada, utiliza la parte curva de la cuchara para crear la forma. Por último, rellena el delineado siguiendo la línea del párpado.

USA UNA CINTA ADHESIVA COMO GUÍA

Una solución muy rápida y fácil para aquellos intentos fallidos de delineado cat eye. Usa una cinta adhesiva como guía para delinearte con facilidad. Coloca la cinta en la esquina del ojo y traza su forma. Eso sí no llegues hasta la punta de la ceja.

 UNE LOS PUNTOS PARA DELINEARTE

Ideal para las mujeres principiantes en el tema del delineado. Tal vez no lo logres a la primera, pero con un poco de practica serás una experta con este truco. Traza unos puntos sobre la línea de las pestañas con tu delineador líquido y después únelos. Ni te vas a dar cuenta que delinearte solo te tomó cinco minutos.

DELINEA CON LOS OJOS ABIERTOS

Uno de los errores más comunes a la hora de delinearte, es cerrar el ojo que vas a delinear. Lo mejor es hacerlo con el ojo abierto, pues así podrás observar cómo te está quedando. Además, la piel de tu párpado es más suave y firme mientras delineas con tu ojo abierto. Cuando lo cierras, se generan unos pequeños pliegues lo que hace que el trazo no quede perfecto.

Más en Belleza

Arriba